Logo - Mombox Logo - Mombox 0 Logo - Mombox
(57) 310 480 1076

MomBlog

Lactancia materna con pezones planos o invertidos

Por: Mombox

¡Todos los pechos son aptos para amamantar un bebé! Uno de los mitos más extendidos en la lactancia materna es que con pezones planos o invertidos es imposible amamantar con éxito.

Aproximadamente el 10% de las mujeres tienen ese tipo de pezón y no les imposibilita esta acción ya que el aspecto externo no tiene gran importancia sin embargo lo más importante es la protractibilidad del pezón.

Muchas mujeres descartan dar el pecho porque están convencidas que al tener el pezón plano o invertido no podrán pero la realidad es que siguiendo algunos consejos y con constancia podrás alimentar a tu bebé sin problema.

¿Qué diferencia hay entre pezón plano e invertido?

Al apretar la areola entre los dedos índice y pulgar el pezón normal sobresale. Cuando el pezón no sobresale de la areola se dice que es plano, pero cuando éste parece retraerse aún más hacia atrás como si fuese un ombligo se dice que está invertido.

¿Qué puede ayudarte para lactar de una manera fácil?

Hay que tener en cuenta que el pezón no sale en todos los casos simplemente con la succión del bebé, sino que deben ser estimulados de la forma correcta para conseguir una lactancia tranquila.

1. Si no consigues que tu bebé se agarre de forma natural al pezón lo más óptimo será utilizar pezoneras o formadores de pezón, generalmente son de silicona y facilitan la salida del pezón y una lactancia cómoda.

2. Se pueden utilizar extractores de leche, con esto conseguiremos que se de forma al pezón justo antes de la toma de tu bebé.

3. Otra opción es usar una jeringa desechable de 10 ml o si tienes los pezones grandes de 20 ml. Extrae el émbolo y corta la boquilla. Vuelve a insertar el émbolo a través del lado opuesto y colócala sobre el pezón, saca el émbolo poco a poco hasta que sobresalga el pezón, sin hacerlo muy fuerte para no lastimar la piel.

Por otra parte, es realmente muy importante que el agarre del bebé al pecho sea el correcto, sobre todo en las primeras semanas del bebé. Debes introducir el pezón hacia el paladar del bebé y sujetarlo dentro hasta que el bebé succione durante un rato (es fundamental en este proceso no interferir con chupetes o tetinas).

Si tras cumplir estos consejos para la lactancia sigue existiendo algún problema, es imprescindible contactar con un grupo de apoyo o una asesora de lactancia para buscar asistencia profesional.

 

ENTRADAS RELACIONADAS

Mombox

4 Mitos sobre la lactancia materna

Lactancia materna: Evita las grietas en el pezón

Los primeros días de la lactancia

¿Cómo aumentar la producción de leche materna?

¿Cómo debo almacenar la leche materna?

Disfruta de la lactancia materna sin dolor

Beneficios de la lactancia materna

Lactancia materna y pérdida de peso

Mombox

Dejar un comentario

Mombox

Mombox

Esta web usa cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al seguir navegando aceptas su uso.
Para más información y para configurar las cookies hacer clic aquí.